Por favor, ingresa tu nombre de usuario y tu correo electrónico Nueva contraseña
Regístrate ya
x

Reescribiendo mi vida

00

Reescribir según el diccionario significa: escribir de nuevo determinada cosa, especialmente para añadir o cambiar elementos. Descubrí que para liberarme de las situaciones difíciles tenía que escribirlas y leerlas una y otra vez, así fui reescribiendo mi vida.  

Esto  para ser consciente de que tan terribles se veían, porque me negaba a creerlas.  Cuando no lograba que me escucharan, también escribía las cosas y se las entregaba a los demás en “noticas”, correos o cartas que no sabía si leían.  Fue muy importante documentar mi pasado, pues verlo completo y claramente fue lo que me impulsó a decidir que tenía que cambiar mi vida.  Por eso y tomando las historias de más de 1000 mujeres que conocí a través de entrevistas en los medios de comunicación local en los que trabajé, entendí que ese mundo duro que las mujeres hemos tenido que librar por mandatos sociales que son desfavorables para todas, debía re-escribirse para cambiar lo que venía hacia adelante.  Ese mundo que fue escrito como semejando el golpe fuerte de una máquina de escribir, debía re-escribirse suave al compás de un lápiz o de una pluma para pintar.  También me di cuenta que la tradición femenina ha sido heredada de manera oral de una mujer a otra, pero no ha sido escrita y plasmada como debería. Incluso las historias han sido acomodadas para parecer que fueron hombres y no mujeres las protagonistas.  De esto iremos hablando a lo largo de esta travesía por el mundo Mujeriando.  Las invito a escribir, en modo mujer, su pasado y a reescribir el futuro en nuestro portal en la sección Exprésate Mujeriando.  Las dejo con lo que reza el manifiesto de marca de Mujeriando realizado por @idealistica y que además resume la esencia de lo que significa reescribir mi vida y la de ustedes.

Manifiesto de marca Mujeriando:

Hoy me levanto a re-escribir el mundo.

Las máquinas de escribir deben parar, deben dejar de golpear y empezar a acariciar la pulpa. Las manos deben dejar de presionar las teclas, en cambio deben acariciar los oídos.

El lápiz debe levantarse de nuevo, bailar conmigo, besar mis manos, como yo beso su cuerpo, debemos contagiar el mundo para re-escribirlo.

No soy invisible,

Yo hice la historia, mi silencio no es omisión, mi silencio es trabajo duro, mi silencio no es silencio, son obras hechas ante tus ojos que quieres firmar con un grito, pero que se escribieron desde mis manos delicadas, desde mi corazón abierto.

Hoy te invito a re-escribir la historia, a cambiar el lenguaje, el idioma, las palabras, las letras, los suspiros que son nuestros y que es hora de que reinen.

Tags

0 Opinión de otras mujeres Mujeriando “Reescribiendo mi vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Registrate Aquí